Entradas

En vela.

¿Cuántas noches has pasado en vela? ¿Cuántas noches te has metido en la cama con la esperanza de que la almohada empapara todas tus lágrimas y te transportara hasta unos dulces sueños? ¿Cuántas han sido las noches que te has sentido roto, destrozado, herido? ¿Cuántas han sido las noches que has puesto música para aislarte del mundo, para consolarte, para saber que detrás de una simple canción hay una letra que te entiende? ¿Cuántas?

Muchas. Han sido muchas las noches que te has sentido solo, desalentado, frío. Y sí, por duro que suene dicho en voz alta, todos nos hemos sentido así alguna vez. ¿Y duele? Vaya pregunta, claro que duele. Duele hasta el no dolerle a nadie. ¿Y qué si no le dueles a nadie? Que te acabas doliendo a ti mismo. Así es, nosotros mismos somos nuestro mayor dolor. El dolor que nos producen los demás no sería nada si no lo machacásemos nosotros solitos. Nadie puede hacerte tanto daño como el que te haces tú mismo no queriéndote, no cuidándote, no valorándote... Tú e…

Tiempo.

¿Qué es el tiempo? ¿Alguna vez os lo habéis planteado? La RAE lo define como:
"La duración de las cosas sujetas a mudanza".
"La magnitud física que permite ordenar la secuencia de los sucesos, estableciendo un pasado, un presente y un futuro, y cuya unidad en el sistema internacional es el segundo".
Y me voy a detener en esa acepción porque es la que me interesa.

Vale, reconozco que últimamente estoy más filosófica que de costumbre, pues estamos con las charlas de orientación para la selectividad/PBAU/comoquiera que se llame, la universidad, el mundo laboral... Y es en estos casos cuando te das cuenta de muchas cosas. Aún no he terminado bachiller y ya me están hablando de lo que voy a hacer dentro de medio año (bueno, en realidad es un poco menos, pero permitidme el redondeo).

Está bien saber las cosas con tiempo, organizarse y estar preparado, pero pasamos demasiado tiempo planeando el futuro, algo incierto e inesperado que no podemos programar al 100%, que nos va …

Olvido.

Conforme pasa el tiempo y nos desgasta la vida, hay quienes pierden y quienes olvidan. Pérdidas sin reparo o que benefician, olvidos que pesan o que nada significan.

Microrrelato II

He dejado que pasara un mes (bueno, algo más) antes de explicaros lo que he querido expresar en el microrrelato para que tuvierais tiempo de pensar vosotros.

El año pasado, así, sin quererlo, me vino la inspiración y el relato se escribió solo.

La violencia de género es un tema que me indigna bastante. Por no hablar de la violación. Y sobre esto es de lo que habla mi microrrelato. Una mujer acobardada que confiesa tímidamente sus circunstancias a un diario que esconde de los demás, del mundo, y en el que explica cuáles serán claramente las consecuencias del hallazgo de dicho diario. Una mujer que ya no es lo que era antes por culpa de estos malos tratos. Una mujer que no es feliz y que no tiene la suficiente valentía de dar el paso para serlo y poder ser libre de nuevo. Una mujer ahogada en sus lágrimas y sus heridas.

Va por todas esas mujeres que, por miedo, no son felices como se merecen.

Basta.

¿De verdad hay hombres que se sienten superiores haciendo esto? ¿De verdad hay personas …

Microrrelato.

Ahora soy una persona totalmente distinta y él tiene la culpa, él me hizo cambiar. Yo era simpática, cariñosa... incluso extrovertida. Ahora me he encerrado en mi oscuro mundo, tan oscuro como la razón de cada una de mis cicatrices.

Tal vez si yo tuviera un corazón fuerte como el de antes, todo sería distinto. Pero tengo un problema, y es que no puedo ser fuerte. De tanto que lo he sido, me he vuelto débil, vulnerable; ante todo, ante él. 

Y que encuentre este cuaderno solo supondrá una herida más en mi piel, una puñalada más en mi corazón... 


Por una parte quería dejar el microrrelato a la libre interpretación de cada uno, pero por otra siento la necesidad de explicar el sentido que he querido darle yo. Tal vez deba dejarlo para la próxima entrada, así os dejo un poco de incertidumbre.

Silencio.

Silencios que rabian, que te superan, que incomodan.
Silencios que lo dicen todo, y a la vez nada.
Silencios que a unos no gustan, aunque otros los aman.

Silencios que no soporto, porque me matan.

Ellos

Por circunstancias de la vida, no todo el mundo puede disfrutarlos, ni a todos, ni de la misma manera. Pero os puedo asegurar que los que tenemos la suerte de hacerlo, es de las mejores cosas de la vida.

Ellos son gran parte de nuestra vida; nos han cuidado desde siempre, nos han escuchado, ayudado, hecho reír, regañado y consentido. Siempre tienen las palabras adecuadas y están dispuestos a darnos muestras de afecto y cariño. Algunos se disfrutan durante más años y otros durante menos y su pérdida yo aún no la he experimentado, pero debe ser de lo más duro de afrontar, sobre todo si les tienes mucho cariño.

Sí, estoy hablando de los abuelos. ¿Por qué? Porque en estos últimos meses es un tema que me ha afectado bastante. Conforme voy creciendo y viendo cómo ellos envejecen, todo se hace más triste. Crecer junto a ellos es una verdadera alegría, pero verlos envejecer... no tanto. Es duro ver cómo cada vez pierden un poquito más de sí mismos y se van apagando... cómo enfermedades como …